miércoles, 8 de enero de 2014

En contacto con la naturaleza


Siempre he sido amante de la naturaleza, me considero una persona ecologista porque somos hijos de la Madre Tierra y le debemos todo. En mi blog he escrito algunos post a favor del planeta como el siguiente: Verde que te quiero verde, en el que hablo de la importancia que nuestros hijos desde pequeños tomen conciencia de lo que significa la naturaleza y todo lo que conlleva, así como los beneficios que sentimos cuando estamos en contacto directo con ambientes totalmente puros o libres de concreto, tal como yo lo califico.

En este sentido, a pesar del cansancio que pueda producir un viaje de pocos días, nos dirigimos a recibir el 2014 en una casa rural de playa a Oriente de mi país, Venezuela, donde la pasamos muy bien, y sobre todo, me di cuenta que mi niño de casi un año y medio, disfrutó cada instante: descubriendo, conociendo, experimentando nuevas sensaciones, lo que fue un verdadero regalo tanto para él como para nosotros al verlo explorar todo lo que estaba a su alrededor. 

Sentimos que en tan sólo una semana nuestro pequeño había avanzado un montón, se hizo su primer rasponcito en la rodilla y hasta agarró una arepa con sus manitos y comenza a comérsela como si siempre lo había hecho; lo cual fue muy impresionante porque nos dio una gran enseñanza, hasta su lenguaje y coordinación motora se aceleró, todos los que viajamos con él lo conversábamos. 

Mi mayor consejo para ustedes, como madres y padres, es que permitan que sus hijos se ensucien, que coman solos aunque hagan un reguero, permitan que se desenvuelvan en el ambiente siempre con la supervisión de un adulto, y sobretodo déjenlos disfrutar, es el mejor obsequio que pueden brindarles tanto en casa como fuera de ella, esta es definitivamente la forma idónea de aprender. Aquí les dejo algunas fotos de nuestro viaje.  

Conociendo al Morrocoy, también tuvimos la oportunidad de ver iguanas, mariposas, pájaros
y hasta una aguamala en la playa
Compartiendo con los morrocoyes un rato luego de haber jugado en el patio con la pelota
Jugando con las piedras y la tierra
Bañándose al aire libre solo, jugando el mayor tiempo posible con el agua
Le encantó caminar y revolcarse en la arena, lo cual es muy beneficioso para la salud
Comiendo galleta con las manos llenas de arena mientras sigue jugando con papá
Le encanta el agua, bañarse en la playa es un verdadero placer
Bañarse al aire libre es algo que no se hace todos los días, por eso hay que disfrutarlo

8 comentarios:

  1. ¡Qué fotos tan bonitas! Un buen post.

    ResponderEliminar
  2. Sé ve que se lo han pasado muy bien :)
    Qué bonito sería ver de nuevo el mar venezolano.

    Un abrazo y sí, es cierto que lo niños deben aprender la importancia de la naturaleza desde bien pequeñitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo hemos pasado en grande, sobre todo el peque... imagino que quisieras disfrutar aunque sea un ratico de esto... saludos!!

      Eliminar
  3. Y COMO CREAN ANTICUERPOS CON ESTA ACTIVIDADES!!
    Un besote y la bendición a crío de la casa.
    Hablamos en privado para contarte mas de nosotros y me cuentes de ustedes... Búscame en Skype andreina.boudewyn

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente cierto lo que dices!! Amén... Pronto hablamos

      Eliminar
  4. Estoy de acuerdo con lo de los anticuerpos.. aunque suelen venir acompañados d emucha mugra jaajaja

    Te extraño en #AmoMiBlog

    Besos!


    Vivi
    SoyMama blog

    ResponderEliminar

Tu comentario es importante para mi... Gracias por escribirme!!!