martes, 21 de mayo de 2013

Por un parto respetado


¿En qué momento se convirtió la cesárea en un negocio redondo y de qué manera el lado femenino se dejó engatusar por esta idea? ¿Cómo es posible que muchas mujeres prefieran programar el nacimiento de sus hijos a través de una cesárea innecesaria? ¿En qué momento han cambiado los patrones corporales en menos de 30 años para que los médicos digan que la mayoría de las féminas tiene pelvis estrecha y por eso hay que practicarles cesárea? Estas y muchas interrogantes surgen en mi mente desde hace mucho tiempo y en la Semana Mundial por el Parto Respetado quiero lanzarlas al aire.

Por otro lado, surgen otro tipo de preguntas: ¿Por qué el gremio médico se ha dedicado a desmoralizar a la embarazada que se encuentra en una sala de partos? En lugar de compañía hay gritos y desorden, mandatos y forcejones, y es aquí cuando la mujer dice no vuelvo a pasar por un parto, prefiero una cesárea, mucho más rápido y sin tanto “sufrimiento”. ¿Dónde quedó el respeto por esa madre que va en busca de ayuda y consuelo por parte de un grupo experto y profesional? ¿Qué sucede con la consideración por esa criaturita que está llegando a un lugar desconocido y no le brindan el mejor apoyo, que estar al lado de su mamá?

Y sigo cuestionando: ¿Por qué clínicas y hospitales han dejado de lado ese vínculo madre-hijo al primer momento, aislándolos totalmente por algunas horas?  ¿Por qué el padre tiene que esperar afuera y no ser parte del proceso, si se convierte en un gran aliado para la mujer en ese momento? ¿Por qué debe dormir el bebé fuera de la habitación de mamá toda la noche y no hay cabida para refutar la idea porque es política del lugar? ¿Por qué en muchos sitios no existe una Consejería que ayude a la recién estrenada madre y a su pequeño a tener una lactancia exitosa desde el inicio? ¿Por qué debe existir el agua glucosada y las fórmulas lácteas en estos lugares, lo que atenta en gran medida a dar el pecho? ¿Por qué los médicos se empeñan en colocar la oxitocina artificial (Pitocín) para supuestamente acelerar el proceso y en lugar de eso, en muchos casos, termina siendo cesárea porque la embarazada no dilató más?  

¿Por qué una mujer que ha experimentado una cesárea debe tener una vía colocada por casi tres días y hasta que no va saliendo de la clínica o el hospital no se la retiran, así cuando ella pide que no le suministren más medicamentos porque se siente bien? Igualmente, estos remedios pueden ser vía orales luego del primer día; es muy molesto atender a un bebé pequeñito y dar el pecho con una aguja metida en la mano o el brazo, sin poder decir nada. 

Amig@s mí@s, díganme si todo lo anterior es o no violencia o maltrato obstétrico, muchas mujeres lo han vivido, yo también lo sufrí y en otro post voy a compartir mi historia. Día tras día me encuentro con chicas embarazadas que eligen una cesárea porque es la decisión más fácil “según ellas” o porque se los recomendó el doctor o su familia. 

Conozco casos en los que no todo ha sido color de rosa a la hora de parir, mujeres que se encuentran en la Sala de Emergencias esperando turno porque no hay quirófanos suficientes para atenderlas en una Maternidad y hasta (penosamente me cuesta escribir esto) ha fallecido el niño dentro del vientre por negligencia médica; cuando me enteré de este caso yo estaba de cuatro meses y me pegó tanto que me sentía impotente. 

Conozco a una mujer que estuvo más de ocho días en cama recuperándose de una pésima asistencia al parto sin poder ver a su niña porque ni siquiera se la acercaban; también sé de embarazadas que sienten el dolor al rojo vivo cuando abren la herida del vientre porque la anestesia no surtió efecto.

Otro caso cercano fue que dejaron al niño todo un día y una noche en observación en una incubadora porque supuestamente estaba un poco estresado y lo dieron a sus padres a la mañana siguiente, cuando lo único que necesitaba era el calor de su madre, su refugio; además aprovecharon esto para absorber lo que quedaba de la póliza de maternidad; y en mi caso, me sedaron mientras me abrían la herida pues reconozco que yo no estaba preparada para esto y ponía resistencia a la cesárea, aún estando atada. Yo quería parto desde que tengo razón de uso y mi decisión, a mi parecer, fue violentada.  

Jamás vi nacer a mi bebé así como muchas otras madres, eso duele y mucho. Eso te marca y te frustra. Cada vez que escucho o sé de alguien que parió mi corazón se detiene y llora profundamente, así como me pasa a mi, también le sucede a miles de madres que tienen que contar sus historias. Por eso, hoy más que nunca me uno con fuerzas a la Semana Mundial por el Parto Respetado, porque la lucha apenas está comenzando y debemos sumar esfuerzos. 

Puedes pinchar aquí para leer la vivencia de una cesárea innecesaria: mi historia

17 comentarios:

  1. Ay Merlín! Yo me pregunto lo mismo. Pasé por una INNEcesárea por negligencia médica y a´n no puedo entender por qué las mujeres eligen una operación con sus peligros y un postoperatorio doloroso sólo para evitar las contracciones de parto. Contracciones que son los único que disfruté a pesar de no poder ni respirar porque me indicaban que mi hija estaba por nacer. Habría dado todo por un parto natural, y poder ver nacer a Muriel, evitar todo el postoperatorio y la separación posterior de mi beba. Yo cuento mi experiencia en el post ¡Queremos partos respetados!
    Gracias por tu post, es necesario reflexionar sobre estos temas, son dolorosos para las que los sufrimos pero también nos libera expresarlos y por otro lado si podemos ayudar a otras mamás, mejor!
    Besotes argentos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente!! nos libera mucho expresar lo que tenemos reprimidos pero también es necesario informar a través de nuestra experiencia; por eso es bueno que difundamos todos estos relatos, tanto los positivos como los negativos, porque debe haber una comparación por parte de las mujeres, para que ellas tengan la libertad de decidir cómo quieren vivir ese momento. A nosotras estoy segura que no nos pasará nunca más, pero debemos alertar a miles de mujeres que están embarazadas.

      Eliminar
  2. Mujer que historia tan fuerte. ¿Dónde pariste? Yo sé que en Venezuela la cesárea se ha vuelto un procedimiento de rutina en los últimos 15 ó 20 años. Mi propia madre se vio gravísima (casi se muere) por errores en su última cesárea, de esto hace ya 20 años. En fin, este es un tema muy jodido, muy delicado. Entran en juego muchos factores: la desinformación, las políticas de los hospitales, los protocolos médicos, la legislación de cada país (en Hungría es ilegal parir en tu casa, es muy difícil que te den el permiso para hacerlo en casa), etc, etc. En mi caso, tuve cesárea pero no fuer innecesaria, y doy gracias porque fue en un hospital privado, en un público me hubieran dejado sufrir otras 10 horas.

    Un gran abrazo coterránea :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compañera, tuve a mi bebé en una clínica pero es que la cesárea en el país se ha vuelto una obsesión que ningún médico quiere que las mujeres tengan parto natural, a juro se les induce con pitocín sin pensar en nada más, sólo en ellos... hacen lo que les venga en gana con tal de lo que más fácil sea para ellos. Ciertamente, es un tema delicado, muy jodido como tú señalas, pero por eso debemos actuar y no quedarnos calladas, el silencio es lo que nos está afectado a millones de mujeres en el mundo. Hay mucha desinformación, miedo, prejuicios, burlas y demás con respecto a este tema; por eso no podemos callar más, esta es nuestra oportunidad de hacernos sentir y de que ellos sepan que cada vez somos más y estamos presentes. Únete a la causa!! Besos

      Eliminar
  3. Hola
    Saludos ;)
    Yo me hago las mismas preguntas ........... y de verdad no se a donde vamos a parar. Muy triste todo lo que dices y también conozco historias similares que uufff. Muchas veces somos inexpertas o mas bien por ser inexpertas haces de uno lo que quieren, por no tener información, apoyo etc. Pero las que vamos conociendo de estos casos debemos informar y enseñar a las demás para que no vuelva a ocurrir. En mi caso Gracias a Dios, me fue bien, tube parto natural y la verdad temía de una cesárea, mi hija tubo contacto conmigo una vez salio y a los pocos minutos ya estaba en mi pecho.
    Siempre doy consejo de que hagan lo posible por tener un parto normal y que no se dejen engañar de los doctores, sigamos regando la información .... y algún día podremos gritar que en real si existe el parto respetado en todo el mundo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que tu experiencia fue linda y positiva, también debes darla a conocer porque no debemos soltar sólo lo negativo, sólo que es lo único que tengo de referencia en este momento. Razón tienes en decir que debemos informar a raimundo y todo el mundo en base a miles de historias que suceden alrededor del mundo, buenas y malas. Sólo así alumbraremos las mentes de otras mujeres que aún están muy desinformadas.

      Eliminar
    2. Así es @MamáMerlin, en este mundo hay tanta desinformación, parece increíble pero cierto, la ayuda que podemos dar es enseñar lo que sabemos... un día de estos lo publico, saludos y feliz inicio de semana.

      Eliminar
  4. pfff...! buenas preguntas... seguro rondan en la cabeza de más de una de nosotras... y q complicado buscarles una respuesta, pero sobre todo una solución.

    si ya lo pasamos, o estamos x pasarlo, o no queremos pasarlo x miedo... sea donde sea q estemos... como mujeres... hay q ponernos la camiseta...! por un parto respetado ..!

    gracias x compartir tu entrada... un beso
    http://taniasobrevilla.blogspot.mx/2013/05/dias-123-y-124-el-primer-grito.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A todas en algún momento nos surgen estas y muchas otras interrogantes ¿Qué es lo que está pasando? ¿Por qué se infringen así las leyes de la vida? ¿por qué en lugar de alentarnos, más bien nos desmoralizan? Debemos seguir cuestionando y presionarlos para que se cumpla lo correcto, sólo así cada nacimiento será un acontecimiento positivo; la construcción de un mundo mejor!!

      Eliminar
  5. amiga, me uní a esta idea de Tania y te leo y me emociono y pienso qué trascental este momento del parto que nos moviliza tanto. para mí, como digo en mi post, un parto respetado es un parto que sea como una lo desea. información y convicciones, juntas. cariños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente el parto y el nacimiento son dos momentos que cambian nuestras formas de ver la vida, incluso influyen en aspectos de las conductas de las personas, si hay un nacimiento traumático algo de allí se trae ese individuo más adelante; por ello debemos cambiar esto... es una lucha a capa y espada.

      Eliminar
  6. Es tan duro leer todo lo que cuentas, se siente tanta impotencia! Que bien lo expresas. En muchos países, en el tuyo, sin ir más lejos, las cesáreas son un negocio. Aquí también pero por suerte, cada vez hay menos. Y en la mayoría de los sitios, el padre siempre está acompañando a la mujer.
    Siento que hayas tenido que pasar por todo eso. Ahora, lo mjeor de todo está en tus brazos.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Didi!!! Aquí retrocedimos 100% con el negocio de las cesáreas, en las clínicas se aplica y en los hospitales no se respetan los partos. Hay mucho camino por recorrer, espero aportar un poco.

      Eliminar
  7. Se convirtió en un negocio en el momento en que los doctores quisieron jugar a dios controlador...

    Gracias por sumarte a #AmoMiBlog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y la sociedad lo permitió... Nunca debió pasar.

      Eliminar
  8. Leer estas cosas me da miedito, no sé como me va a ir en mi parto, pero confío en que todo saldrá bien. En la seguridad social los tienen muy vigilados últimamente por varias demandas que se les vinieron, pero no sé.
    Siento que estaré muy indefensa sola, pero trataré de alzar mi voz y exigir un parto respetado!

    Mamá y maestra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Confío en que tu parto será respetado 100%, yo sé que con toda la información que tienes vas a poder exigir las condiciones correctas para ti y la bebé.

      Eliminar

Tu comentario es importante para mi... Gracias por escribirme!!!