viernes, 18 de enero de 2013

Conociendo a Nuestra Señora de la Leche

Pintura del Siglo XVII, Anónimo.
Encontrada en: Historia de la Pintura en Venezuela, Época Colonial

Como es costumbre, desde que nació mi Copi acudo mensualmente a un centro de apoyo a la lactancia materna para aclarar dudas en cuanto a las técnicas de amamantamiento y extracción de leche, además de registrar y conversar sobre la evolución de mi bebé.

No sé porqué esta vez me dio por leer todas las carteleras informativas que están dispuestas dentro y fuera del lugar, el cual está situado dentro de un hospital pediátrico, encontrándome una sorpresa: un pequeño recorte con una oración a Nuestra Señora de la Leche, me impresionó tanto que le tomé una fotografía a la plegaria, pues yo jamás en mi vida había escuchado y mucho menos visto algo relacionado a esto.

Me dispuse a emprender una búsqueda en Internet a ver que resultados conseguía y me encuentro con que existe hasta una Gruta de la Leche en Jerusalén ¿magnífico no? La historia cuenta que la Virgen mientras amamantaba al Niño Jesús derramó una gota de leche sobre una roca, la cual cambió su color a blanca. El santuario ubicado en este lugar es venerado por muchas mujeres que no sólo piden a la Santa Señora les mejore la calidad de su leche, sino que acuden a ella para que les conceda el milagro de quedar embarazadas; asimismo hay réplicas de la imagen de la Virgen dando pecho en otras iglesias alrededor del mundo.

A sabiendas de esto, mi búsqueda tomó un giro hacia Venezuela, porque quería saber si por casualidad hay alguna imagen en mi país sobre la Virgen de la Leche y donde está ubicada. Lamentablemente, en la interfaz no conseguí nada y no me extraña porque jamás he escuchado a alguien hablar sobre ella hasta me topé con esa pequeña oración; por lo que pocas personas deben conocerla y la mayoría han de ser extranjeros, porque de ella no se habla por estos lares.

Lo que si me dio mucha curiosidad fue un artículo que encontré navegando por Internet titulado Censura de una Virgen de la Leche, publicado por la historiadora venezolana Janeth Rodríguez. Este tema que fue redactado en 2004 para Escritos, la revista universitaria de arte y cultura de la Universidad Central de Venezuela, señala que “el interés de la Inquisición por evitar los desnudos en el arte procedía de la relación entre erotismo y sexualidad… El control de tales imágenes por la Inquisición se incrementó de manera notable, hasta el punto de prohibir no sólo su fabricación sino también su importación al territorio hispanoamericano”.

Más adelante, Rodríguez sigue argumentando: “…Pese a todas estas advertencias en el continente europeo no se habían prohibido las imágenes de la Virgen de la Leche”. Unas páginas después continúa el relato: “Volviendo al tema que nos ocupa, nuestra pieza censurada representa a María mostrando su pecho sin llegar a amamantar al Niño, razón por la cual se habría censurado la imagen. El repinte ha sido atribuido al artista caraqueño Juan Pedro López (1724 – 1787)… Sobre esta imagen ha escrito Duarte (1996) lo siguiente: Este cuadro… fue transformado posiblemente por López, repintándolo y ocultándole el pecho a la Virgen con un ramillete de rosas y agregándole un rosario en la mano para cambiar su iconografía”.

Lo anterior quiere decir que no tenemos en nuestro país una imagen de la Virgen de la Leche, si alguien ha visto una por favor que avise… Ahora yo me pregunto ¿por qué en el Nuevo Continente si se prohibió esta imagen? Echando yo aquí cabeza puedo pensar que en aquellos años estaban muy arraigadas las culturas indígena y negra, las cuales veían la lactancia como un acto natural y por eso amamantaban a libre demanda no sólo a sus hijos sino también a los hijos de las familias pudientes; a su vez, sus ropas siempre fueron bastantes ligeras por así decirlo. 

Los misioneros necesitaban a juro instaurar la religión Católica y un punto en contra era mostrar imágenes que insinuaran algún tipo de desnudez; por eso en el escrito también se menciona que “la imagen de San Juan Bautista no se exponga a los fieles sin estar vestida”; lo que me recuerda un poco cuando imagino esta imagen en la actualidad a los indígenas con guayuco, por eso presiento y casi estoy segura porqué estaban prohibidas este tipo de imágenes en nuestro suelo tropical. Pero lo dejo hasta allí porque no quiero extenderme a seguir explicando lo que pienso y siento.

Lo cierto es que nunca es tarde para conocer algo y yo ahora sé que existe Nuestra Señora de la Leche, tal como lo leí en la oración que estaba en aquella cartelera y que ahora comparto con ustedes:

Oración para dar lactancia materna y ser buena madre
A ti, Hermosa Señora de La Leche, y a tu hijo Divino, dedico ahora esta criatura que nuestro Señor me ha dado. Pido que me obtengas las gracias físicas y espirituales que necesito, para cumplir mis deberes a cada momento. Inspírame con los sentimientos maternales que sentiste durante la época que pasaste al lado del Niño Jesús. Consigue que yo, imitándote a ti, O Señora de la Leche, alimente a mi hijo en perfecta salud. En todas las cosas, ayúdame a seguir el ejemplo, que tú, modelo perfecto de todas las madres, me has dado. Permite que mi familia refleje las virtudes de tu Sagrada Familia en Nazaret. Por último, encomiendo a tu cariñoso cargo todas las madres de la tierra, en cuyas manos Él ha confiado las almas de Sus pequeños. Amén.

Oración para tener hijos
Hermosa Señora de la Leche, amadísima Madre del Niño Jesús y Madre mía, escucha mi humilde oración. Tu corazón de madre sabe todos mis deseos, todas mis necesidades. Sólo a ti, Inmaculada Virgen, tu Hijo Divino ha dado a comprender los sentimientos que llenan mi alma. Tuyo fue el sagrado privilegio de ser Madre del Salvador. Intercede ahora con Él, mi amadísima Madre, para que, de acuerdo con su voluntad, pueda yo ser madre, o madre de otros hijos enviados por Nuestro Señor. Esto pido, Señora de la Leche, en nombre de tu Hijo Divino, mi Señor y Redentor. Amén

3 comentarios:

  1. Que de descubrimientos!!!. La oración me ha encantado y creo que si la hubiera conocido, también la hubiera rezado, en los períodos de búsqueda de mi embarrazo.
    Saludos para ti!

    ResponderEliminar
  2. Yo también digo lo mismo!!! El tiempo de Dios es perfecto y si ahora fue q descubrí a la Virgen de la Leche y no antes, por algo será... Ahora q empiezo a trabajar rezaré la primera oración!!! Besos

    ResponderEliminar
  3. muchas gracias por la oración... no sabes cuanto lo necesito en estas fechas q esta a punto de nacer mi BB

    ResponderEliminar

Tu comentario es importante para mi... Gracias por escribirme!!!